Foro Jóvenes Escritores
Retomamos el foro -Mirad el anuncio de Noticias.


Retomamos el foro por problema. -Mirad el aviso en los anuncios.
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse
Retomamos el foro (pichad y leed por favor).
¡Discord oficial! Pasados y hablad con nosotros. Conoced las novedades.
Febrero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    
CalendarioCalendario
Últimos temas
» Libros que vamos leyendo
por Firebred Vie Feb 16, 2018 2:03 pm

» Saludos soy yemi
por Firebred Miér Feb 14, 2018 1:15 pm

» 06 - Deep Blood
por X_Raider Miér Feb 14, 2018 11:20 am

» Una despedida de la Administración.
por Габура Ликанон Miér Feb 14, 2018 2:50 am

» Horror Vacui
por Garbúnker Mar Feb 13, 2018 6:40 pm

Los posteadores más activos de la semana
Los posteadores más activos del mes
Firebred
 
X_Raider
 
Garbúnker
 
danielm777
 
Eros NR
 
Arendar
 
teladicto
 
Габура Ликанон
 

Comparte | 
 

 ¿El inicio o el fin?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
frufrusc

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 9
Tinta Tinta : 0
Edad : 20

MensajeTema: ¿El inicio o el fin?   Lun Nov 27, 2017 2:00 am

-No entiendo.

Suspiro. Claro que no entiende, bajo la mirada al tazón entre mis manos e inspiro, una parte de mi no quiere hablar del tema pero la otra no puede dejar de hacerlo. Levanto el rostro de la mesa y lo observo. No hay reproche en él, sino más bien incomprensión, ansiedad. Igual a su hermano.

-A veces la gente se separa porque se quiere.

-Entonces no se quieren tanto.- Reprimo el impulso de suspirar nuevamente.

-No…si, bueno…- Intento formar una sonrisa pero la siento más como un consuelo para mi misma que una infusión de
tranquilidad.- Tu hermano me quería, me quiere, y yo a él. Pero el cariño no siempre basta.

-Ya, pero estaban bien.

-Demasiado bien- Murmullo para mí.

Espero que no me haya escuchado y ambos saltamos al sonido de un sartén que cae al lavaplatos, Javier nos da una sonrisa de disculpa, salgo de mi ensimismamiento y noto que ya están levantando la mesa, aunque la mayor parte de su familia aún se encuentra entretenida en múltiples conversaciones en el comedor. Javier sale de la cocina probablemente a buscar más loza y espero con paciencia a que esté lo suficientemente lejos para no escuchar.

-Hay cosas incompatibles, y cuando llevas mucho tiempo con una persona- comienzo como si estuviera hablando con alguien mucho más joven que Vicente- hay veces que no puedes crecer más junto a ella. Necesitas hacerlo solo, y tu hermano lo entendió. Separarnos fue la muestra de cariño más grande que él pudo darme.- Y sin notarlo me sonrojo ante mi repentina sinceridad.

Vicente ladea la cabeza con el ceño fruncido pero veo que comprende, está a punto de decir algo cuando siento a alguien entrar en la cocina, me vuelvo y observo a Javier darme una sonrisa amistosa desde el marco de la puerta, él siempre fue todo sonrisas…. Se acerca y husmea por encima de mi hombro.

-¿Qué estás tomando?

-Café con leche- Me encojo de hombros.- Tenía ganas.- Trato de explicar, el sabor del café siempre me pareció demasiado fuerte, demasiado amargo para ser agradable pero sin saber por qué tenía un tazón entre las manos que parecía reconfortarme. Sonríe y me ofrece su mano.

-¿Vamos? Van a partir la torta

Así que me levanto y nos sentamos como podemos en la mesa desbordada de sus familiares. Si bien era cada vez menos la nostalgia que sentía cuando los veía así; todos juntos, riendo y casi ajenos a cualquier cosa fuera de esa protegida burbuja de afecto, el sentimiento seguía ahí. Antes de que pueda evitarlo mis padres vuelven a mi memoria y no soy capaz de ahuyentar el recuerdo todo lo rápido que me gustaría. Javier ya ha soltado mi mano pero se sienta a mi lado y se encarga de atenderme. Un ligero codazo en las costillas me saca de mi aturdimiento y levanto el rostro algo ruborizado.

-¿Si?

-Te pregunto que si estás nerviosa.- Sin quererlo cruzo una mirada con su madre quien me sonríe cálida, pero no puedo imaginar sus pensamientos sobre mí. Si fuera ella sin duda no estaría dentro del ranking de mis cien personas favoritas.

-Ah, sí un poco. Más por conocer gente en realidad, todavía me falta ahí.-Hago una mueca y algunos ríen.

-Te va a ir bien, en la universidad todos tienen otras preocupaciones, muchos parecidas a las tuyas. Trata de hacerte un grupo  rápido eso sí.- Dice uno de los tíos de Javier. Tras un par de comentarios más sobre mi futura vida universitaria la mesa aleja su atención de mí y suspiro aliviada. Media hora después música sonaba en casi toda la casa, y mientras algunos dormían, otros se encontraban en una acalorada conversación sobre la visibilidad de la mujer en el lenguaje. Generalmente sería una de las primeras en discutir pero hoy no me quedaban energías, mi mente se debatía entre la tristeza y la incomodidad por lo que no pasa mucho hasta que Javier me ofrece una salida.

-¿Vamos al frente?- me muerdo el labio inferior y asiento. Una vez en la plaza y sentados sobre el pasto húmedo observamos en silencio a un par de niños jugar a la pelota.

-¿Cómo  te ha ido?- Pregunta de repente.

-Eh bien…No sé, me siento rara.- Balbuceo.

-Ya también, supongo que es normal.

-Supongo.

-Te echo de menos.- Susurro después de un tiempo mirando más allá e intentado evitar que mi rostro de señales de nada. Escucho un suspiro.

-Ya también pero ¿has estado bien?

-Sí, me ha hecho bien, pero duele igual.- Me arrepiento de inmediato y muerdo mis mejillas.- perdón, fue egoísta.

-No me pidas perdón.- Pasa un brazo por mis hombros y me permito apoyar la cabeza en su pecho. Mi mente vuelve volando al día en que sin siquiera notarlo tomamos una decisión.  

-Javier, ¿puedes decir algo por favor?- Por poco y le grito.

-No sé qué quieres que diga….No tengo nada que decir.

-No, nunca tienes nada que decir. Es como hablar con una pared, no sé por qué me molesto.- Se encoge de hombros y se recuesta sobre el sofá con el móvil en la mano. Suficiente, a ese juego pueden jugar dos, abro el computador y sigo con un libro que interrumpí a su llegada, veinte páginas después observo que se incorpora y queda a pocos centímetros de mí.

-¿Podemos ver una película?- Un bufido de asombro escapa de mis labios y me alejo.

-No.- Recibo un gruñido en respuesta y tras otros quince minutos de silencio y lectura me decido por empujar un poco. Me quedo observando por el ventanal a mi lado y Javier no da señales de invitarme a conversar. Al final, estallo.

-¿Cómo eres tan pasivo? No puedo sentarme y no hablar, lo siento no puedo hacer eso. Necesito  decir algo, necesito que me respondas.- Suelto con frustración y a una velocidad que no permite interrupción.- ¿Puedes decir algo por favor?

Javier observa hacia la nada y detengo la mirada en su cuerpo desganado sobre el sofá. Con esta última frase algo parece molestarlo y una parte de mi sonríe triunfante, se vuelve rápidamente y me mira.

-¿Quieres que te responda? Bien. No sé qué decirte, cuando hablamos de tu familia no sé qué decir porque vuelves atrás y no quiero verte así.

-Pero yo necesito volver. Hay veces que necesito volver a la  persona que era y llorar, no quiero hacerlo sola. Tú estuviste ahí para mí, sabes cómo fue y eres la única persona que no quiere hablar conmigo de ello. Es mi realidad, y no puedo ignorarla.

-Bueno, yo no puedo hacerlo.- Sentencia.

Tomo mi cabeza entre las manos y cierro los ojos. Entonces no puedo estar contigo, y la realidad me golpea.

-Siento que- su voz me hace levantar la mirada.- últimamente soy tu amigo, y eso está bien, pero no soy nada más. Lo hablé con Gonzalo el otro día y siento que tu haz crecido y ya no me necesitas…Te saqué de un foso y ahora que estás fuera  yo solo estoy acá y te observo.

-Pero tienes que saber estar afuera conmigo, a dejar de cuidarme y solamente vivir conmigo.

-No puedo hacer eso.- Su voz se rompe.

Algo pequeño cae en mi pierna y descubro una lágrima. No noté que lloraba hasta ahora  y cuando levanto la vista a Javier noto que sus  ojos también están rojos. Antes de comprender lo que hago mi cuerpo se lanza hacia el suyo y abre los brazos para recibirme. Sollozo sobre su hombro comprendiendo lo que pasará a continuación.

-Shh.- Le escucho decir mientras me acaricia la nuca y nos mecemos en silencio. Pasa un largo tiempo hasta que nos deshacemos del abrazo y apoyo la cabeza sobre su pecho.  Un nubarrón de recuerdos pasa frente a mí; la noche que lo golpee en la calle con una almohada para que se quedara conmigo a cocinar, la primera vez que me sorprendió en mi cumpleaños, las tardes en que cuidábamos a mis hermanas y comíamos fideos mal recocidos… Poco a poco nuevas lágrimas comienzan a surgir y Javier me aprieta contra sí.

Levanta mi rostro y el burdo recuerdo de que el maquillaje corrido debe esparcirse a su gusto por mi cara cruza mi mente. Él también lo nota y sonríe.

-Eres un desastre.- Algo parecido a una risa sale de mis labios y lo beso. Es un beso suave, tranquilo y nos tomamos todo el tiempo del mundo mientras un nuevo torrente de lágrimas surca mis mejillas. Me sobresalto ligeramente al notar el tacto de Javier, una mano me acerca a su cuerpo y la otra sostiene firmemente mi barbilla, me alejo solo unos centímetros para tomar aire y nuestras frentes se encuentran.

Abro los ojos y juego, nerviosa con el pasto bajo mis manos pero no me separo. No puedo descifrar nada tras la mirada de Javier y vuelvo a cerrar los ojos.

-¿Vamos?- Asiento.

Se levanta antes que yo y me ayuda, lentamente caminamos de vuelta a la casa de su familia y dejo que el día me trague sin preocupaciones en ese lugar de incertidumbre.
Volver arriba Ir abajo
Samuel17993
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 1283
Tinta Tinta : 5
Edad : 24

MensajeTema: Re: ¿El inicio o el fin?   Sáb Dic 02, 2017 11:27 pm

Ortografía, puntuación y otros aspectos formales:
 

Hola Fru.

Lo primero es que he notado problemas con la puntuación, sobre todo en los diálogos. Revisa eso, que es importante. En cuanto a la historia he de decir que el principio no está mal, me entro rápido y sin problemas. Luego la historia la noto más enrredada y me fui perdiendo. Además de que la historia se dispersa y trata temas sentimentales de una forma que no me gustan: los personajes se tornan muy simples, sobre todo él, que casi ni destaca. Ella parece una persona muy dependiente y sin personalidad. La verdad, creo que los diálogos entre ellos me hicieron ver eso y me dieron una mala imagen de ambos personajes. El de ella al principio me gustaba y tenía un toque interesante, fuerte y delicado a la vez, que me atraía y atrapaba; luego se convierte en una chica bastante infantil, en cuanto que depende a cualquier forma del otro protagonista. Creo que empezaste muy bien, pero se me ha torcido mucho con la parte del diálogo entre ambos.

Un saludete de Samuel.
Volver arriba Ir abajo
http://sendasombra.blogspot.com.es/
frufrusc

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 9
Tinta Tinta : 0
Edad : 20

MensajeTema: Re: ¿El inicio o el fin?   Miér Dic 06, 2017 10:52 pm

Hola!
Con respecto a los errores de ortografía y redacción tienes razón y ya he arreglado la versión original, gracias por notarlos. Con respecto tus comentarios en la historia, esta basado en algo real y por lo mismo, no creo que todos los personajes tengan que ser intrincados o complejos y lo mismo con la trama. Para eso preferí jugar con los tiempos y con ciertas pistas de lo que podría haber pasado.
Esta es una historia de desamor y sobre como a veces intentamos llevarlo de la mejor manera sin darnos cuenta de que lo hacemos de la peor. Como tu dices ella es dependiente y el lejano, eso ya da cuenta de cierta complejidad en la relación.
Me agrada tener esta discusión y que lo hayas visto desde ahí, solo explico desde donde lo escribí.
Un saludo!!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado


MensajeTema: Re: ¿El inicio o el fin?   

Volver arriba Ir abajo
 

¿El inicio o el fin?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Jóvenes Escritores :: La Ciudad de las Letras :: El Mirador-