Foro Jóvenes Escritores
Retomamos el foro -Mirad el anuncio de Noticias.


Retomamos el foro por problema. -Mirad el aviso en los anuncios.
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse
Retomamos el foro (pichad y leed por favor).
¡Discord oficial! Pasados y hablad con nosotros. Conoced las novedades.
Febrero 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    
CalendarioCalendario
Últimos temas
» Libros que vamos leyendo
por Firebred Vie Feb 16, 2018 2:03 pm

» Saludos soy yemi
por Firebred Miér Feb 14, 2018 1:15 pm

» 06 - Deep Blood
por X_Raider Miér Feb 14, 2018 11:20 am

» Una despedida de la Administración.
por Габура Ликанон Miér Feb 14, 2018 2:50 am

» Horror Vacui
por Garbúnker Mar Feb 13, 2018 6:40 pm

Los posteadores más activos de la semana
Los posteadores más activos del mes
Firebred
 
X_Raider
 
Garbúnker
 
danielm777
 
Eros NR
 
Arendar
 
teladicto
 
Габура Ликанон
 

Comparte | 
 

 Algo de los dos ( Merodeador de Oren)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Anaïs Duchess
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 900
Tinta Tinta : 5
Edad : 27

MensajeTema: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Sáb Sep 21, 2013 6:05 am


Debo estar loca o quizá no me alejo demasiado, como creo,  de aquella fórmula de desastre que toda mujer lleva dentro. No lo sé. Siempre intenté salir de esa muralla, como quien dice: «saltar la barda» y decir las cosas abiertamente, sin anestesia; cuándo y cómo las siento e importándome muy poco lo que pudiera pasar luego, incluso tú mismo fuiste el centro de mí ira en muchas ocasiones, para posteriormente sentirme mal y pensar muy secretamente que quizá no debí decirlo de esa forma.

Pero hoy no sé qué pasó, siento que algo me estuvo preparando para encontrarme contigo y no volverte la cara de nuevo.

Desde el inicio de la mañana pasaron cosas extrañas. Me levanté, como quién dice,  con dos pies izquierdos y entré en la vorágine del círculo vicioso del ayer. De mirar atrás, pensando en lo que pudo pero no fue. En lo que habría pasado si yo hubiera actuado de diferente manera; en cómo hubiera acabado todo si es que tú te hubieras comportado también de otra forma. Te lo voy a decir, aunque creo que ya lo dije antes: No suelo pensar en el pasado. Mi filosofía de vida radica principalmente en no recordar las cosas que hacen daño, pero sí quedarme con lo bueno, con lo bonito, con esas sonrisas sinceras y no con esos pormenores que terminan cortándolo todo, apestándolo todo. Siendo la manzana podrida del cajón que se encarga de corromper los otros buenos momentos. A esos momentos malos los hago a un lado, como a sus creadores.

Tengo varias teorías de lo que pasó este día y cada una es más descabellada que la anterior. Va desde alineamientos planetarios, signos zodiacales, el común cinco minutos de estupidez, hasta aquella que me hizo pensar en que realmente todo había vuelto a cambiar, que había llegado la primavera de nuevo. Todo tan surrealista que dan ganas de reír, pero que tiene cabida en el canto del bingo de la mesa de la vida.    

Y es que no sé exactamente, fue verte y «Ya».

Es un sentimiento raro, ¿sabes? Hacía un tiempo que no te veía y hoy pareció como si el tiempo no hubiera pasado. Como si estos últimos cuatro años se hubieran esfumado, como si no hubiera dolido. No sentí de nuevo esa rabia que me impulsaba a ser cortante contigo, esa maraña de mala sangre fluir por mis venas. Quizá sentí la necesidad de ignorarte, pero ya no es tóxica, ya no esperando que mi garganta destilara la cicuta exacta con las que vestiría las dagas de mis palabras contra ti.

Y es tan confuso que deja la brújula de mí orientación dando vueltas sin encontrar el norte.

Me pareció que nada había cambiado entre nosotros, que nunca las palabras se hubieran tergiversado de una forma irreparable. No sentí el cuchillo de la traición aguijonear mi corazón, ni mucho menos ganas de decirte nada.
Ya no tengo ningún rencor contra ti, ahora pienso que si todo aquello pasó, es porque tenía que hacerlo. De alguna forma, tenía que pasar. Quizá al haber una traición en la etapa de la amistad, nos estábamos salvando de algo que ninguno de los dos queríamos que pasara en el futuro. Fue el parche antes de la herida y lo colocamos bien…  
Puedes decir que no entiendes lo que te digo, y realmente no voy a pensar que eres un imbécil; ya lo creí por mucho tiempo. Esto lo dejo a la sinceridad que tienes contigo mismo. No conmigo, porque no me interesa que me respondas. No con Mónica que estuvo tras nosotros hasta el final. No con aquella docente que creía que éramos una pareja cuando ni siquiera sabíamos el nombre del otro. No conmigo. No siento esa necesidad de saber qué piensas al respecto.

Sé que recordarás aquellos comentarios en los que todo el mundo pensaba que entre nosotros pasaba algo. Que muy al estilo facebook, decían que hacíamos una bonita pareja.  Si me sincero contigo, debo reconocer que  al inicio me causaba tanta gracia que tenía que soltar una carcajada seguida de la otra, luego pasó a incomodar y terminé fastidiándome con todo aquel que siquiera murmuraba una palabra al respecto.Y vaya que son perseverantes.

No sé que tiene la gente con el tema de las parejas inventadas, lo que sí  sé es que a ti también te pasó lo mismo y no intentes negarlo, porque en un lugar tan pequeño como nuestro mutuo entorno de amistades; las verdades, las mentiras y los chismes van en auto y nosotros a pie.

Me imagino que te preguntarás por qué te estoy diciendo todo esto ahora y la verdad es que ni yo misma me entiendo. No quiero que lo sepas, pero aquí estoy, escribiéndolo y esperando sin esperanza que lo leas y lo entiendas. O quizás solo haciendo un poco de catarsis. No sé si espero que pongas remedio o simplemente es un listín de las cosas que hicimos mal y que ahora siento que quedaron como un borrón en la hoja de un cuaderno que puede ser destruido y comenzar de nuevo.

Creo que nuestro mayor error fue el hablar demasiado en el momento menos oportuno.

En atiborrarnos de información sobre el otro en un mismo momento para que luego no tuviéramos nada de qué conversar, nada que no lo hubiéramos hecho ya. Así, nuestra amistad cada día fue desvaneciéndose más y más.  Y entiendo que en ese momento me traicionaras porque  parecía que las cosas entre nosotros ya habían tocado fondo y preferiste aquellas con las que aún se guardaba algún misterio, uno que luego se convirtió en tu caja de Pandora, pero, misterio al fin y al cabo. No te lo estoy echando en cara, no pienses eso. Si lo hiciste tus motivos tuviste y no soy quién para juzgarte. Si te equivocaste, él que vivirá con eso serás tú y no yo. Así que no tengo nada que reprocharte al respecto.

Cuando esta mañana literalmente nos chocamos en el hipermercado, debo reconocer que me quedé estática sin motivo aparente. Te vi, como quien ve a un crío, o como quien va a cruzar la acera y se encuentra con alguien que no conoce caminando en sentido contrario, pero del que a la vez se espera algo que tampoco se sabe qué es.  ¿Entiendes?

Te observé a la distancia y me dije a mí misma que haría todo lo que estuviera en mí mano para no levantar el rostro, que te dejaría pasar como si nunca te hubiera visto en la vida, así como lo haces tú siempre, así como siempre lo hago yo. Pero no pude. Creo que tendré que echarle la culpa a mí conciencia, la maldita despertó en el momento menos oportuno y no, no me permitió ser tan indiferente como hubiera querido. La verdad no esperaba que se te iluminaran los ojos al verme; esperaba más bien que voltearas el rostro y siguieras con tu camino como siempre. Que colocaras los audífonos en tus oídos y comenzaras a caminar como si el mundo fuera tuyo. No esperaba ese singular brillo en tus ojos cuando caíste en mí.  

Sin poder controlar mis reacciones, me quedé estática, mientras mi corazón comenzó a carburar mucho más rápido, como si fuera un auto de carrera en el inicio de la competencia más importante de su vida. Pensé que todo aquello era la pura impresión de toparme contigo, así, frente a frente después de tanto tiempo.

Me reafirmo en decir que todo aquello que pasó es cuento viejo y no quiero traerla a colación porque ya no duele. Perdió la fuerza que tenía antes y quedó solo como una experiencia más de la que aprender algo. Quizá a no confiar demasiado, quizá a ser más selectiva o quizá las dos. Quizás también las acciones nunca tuvieron un real poder, solo que el que yo misma le otorgaba. Pero ya no.

Pero como siempre me sorprendo a mí misma cambiando tan rápido de sentimientos que ya no sé si soy normal o sufro de algún trastorno psicológico. Yo di por sentado, muy rápidamente parece, que todo lo que tenía que ver contigo estaba atrapado en la tela de araña del olvido. Allí, en alguna oscura habitación de mi mente. Esas en donde almaceno todo lo negativo y de las que una vez que entras ya no puedes volver a salir. Ese espacio que es como mi caja fuerte personal, sin abrir, sin que nadie intente siquiera llegar allí.

Y es gracioso.

Pensé  en muchas cosas a la vez y decidí que saludarte no me quitaría un pedazo. No me haría más valiente, ni más fuerte y por el contrario, no me haría menos. Moví la cabeza hacia arriba en un saludo improvisado de esos que das a las personas que conoces cuando no quieres acercarte. Hiciste lo mismo y me quedé tranquila. Pensando que aquello era lo correcto y que era lo socialmente aceptado

No te quiero, y tampoco eres de aquel grupo selecto al que le brindaría una sonrisa; pero si fui consciente de ese paso tuyo tan cadencioso, tan tonto. Ese que siempre tenía la facultad de desquiciarme.
Iba a volverme a mis cosas, como siempre y fue una verdadera sorpresa para mí el sentir una de tus manos en mi espalda y que me dieras un beso en la mejilla a modo de saludo afectuoso. Mi super-yo quiso levantar la ceja como preguntado: ¿Y eso por qué? pero me quedé callada y confundida por tu actitud.  Pensé que te quedarías a parlotear sobre cualquier cosa, pero no lo hiciste.

Caminaste más lejos y sentí tu mirada sobre mí, como quien observa un producto en la estantería que no sabe si comprarlo o no. Quizá también tenías dudas, aunque nunca lo sabré.

Después de tantos años de ignorarnos mutuamente estábamos allí como dos idiotas. Tú observándome abiertamente y yo intentando no ser tan evidente pero siendo consciente de cada movimiento tuyo.
Tu mirada me produjo escalofríos y un sin fin de sentimientos que estaban, o al menos los creía, olvidados.

Recordé que desprecio la mayoría de tus actitudes y que no tolero tu carente sentido de responsabilidad y también que me encanta el sonido de tu voz, lo reconfortante de tus abrazos. Que odio tu falta de carácter para enfrentarte a las cosas; pero me encanta  cuando me muestras algo completamente desconocido para mí.  Esta no es una historia de amor, no es una historia dramática... Es solo un capítulo inconcluso de un suceso que se marcó con resaltador y luego lo dejé allí. Sin puntos suspensivos, sin punto aparte y sin un punto final. O tal vez el punto está delante de mis narices pero no lo noto, o no lo quiero notar.  

No soy poeta y no pretendo compararte, ni compararme con nada. Estoy en esos momentos en los que uno tiene que dejar salir los sentimientos porque resulta que son más grandes que uno mismo y no puedo resistir dos sentimientos enormes: Es mí ego natural o el odio hacia ti. Ambos se contraponen y se asemejan demasiado a una amenaza nuclear entre las cuatro paredes de la habitación.

Y aunque esto no tenga sentido para mí, ni tampoco para ti y posiblemente lo ignores, seguiré siendo igual de sincera.

Sé que eres como un escorpión, pero a la vez tienes el veneno de una cobra. Sé que en nuestra ecuación hay una variable de nitroglicerina y aun así, he pensado que me gustaría volver a hablar contigo.

He recordado que odio tus monosílabos, pero que me gustan tus abrazos reconfortantes cuando siento que todo me sobrepasa.  Odio pensar que pese a este tiempo, sigo queriendo tu amistad en la misma medida en que me gusta sentir tu aliento haciéndome volar el cabello. Odio no ser constante en mis pensamientos, odio que tengas la prerrogativa de poner una fe de erratas y me hagas pensar en  cambiar el concepto que tengo de ti.
Te juro que no deseé sentir, ni pensar esto.

Juro que pensé que ya no estabas aquí, en el mismo espacio geográfico que yo. Pensé que desapareciste sin dejar rastro, que te fuiste sin decir «adiós» a nadie, que como tu marca personal simplemente te esfumaste. Pensé que eras un borrón en la lista de mi vida, una señal de peligro en la carretera a medio asfaltar. Que...
Con sinceridad te digo que odio esto.

Odio, no querer/ querer, que esto lo hablemos como personas civilizadas y nos dejemos de niñerías. Odio no ser lo suficientemente valiente para llamarte de una vez o para borrarte definitivamente.

Y lo odio, no porque te quiera; lo odio porque eso me hace parecerme un poco a ti, y a lo que siempre te dije que me disgusta de tus decisiones.

_________________
Who are you?...
what you want?...


Última edición por Anaïs Duchess el Vie Nov 17, 2017 1:54 am, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
JCLeón
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 481
Tinta Tinta : 3

MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Dom Sep 22, 2013 3:53 am

Me ha gustado Jo... Casi no sé que decirte porque las acotaciones las hice en su mayoría  a través de Skype. Has sabido detallar cada uno de los pensamientos y complejidades de la chica, lo que sumado al estilo narrativo le da mucho  realismo y de veras llegas a intimar con el personaje.  jeje Bueno, eso es lo que pienso, estuvo bueno. :D
Volver arriba Ir abajo
Anaïs Duchess
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 900
Tinta Tinta : 5
Edad : 27

MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Dom Sep 22, 2013 9:27 pm

Gracias por pasarte, Juan. Ya hablamos de esto por skype y bueno, sabes de dónde y cómo ;)

_________________
Who are you?...
what you want?...
Volver arriba Ir abajo
Betucha
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 573
Tinta Tinta : 0
Edad : 19

MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Jue Nov 16, 2017 3:58 am

¡Hola, Ani!

Últimamente ando muy romanticona y me faltaba leer este relato tuyo en esta sección. Aunque debo decirte que esperaba algo meloso como lo es "Mi secreto mejor guardado", pero al final me has deprimido un poquitín. Es un texto triste, por lo menos bajo mi punto de vista, una historia de amor que murió antes siquiera de empezar.

Te dejó los errores que encontré mientras leía:
Citación :
-No esperaba ese singular brillo en tus ojos cuando te percataste de mi.
-Iba a volverme a mis cosas, como siempre y fue una verdadera sorpresa para mi el sentir una de tus manos en mi espalda y que me dieras un beso en la mejilla a modo de saludo afectuoso. Mi super yo quiso levantar la ceja como preguntado: ¿Y eso por qué? pero me quedé callada y confundida por tu actitud.
-Caminaste más lejos y sentí tu mirada sobre mi, como quien observa un producto en la estantería que no sabe si comprarlo o no.
-Y aunque esto no tenga sentido para mi, ni tampoco para ti y posiblemente lo ignores, seguiré siendo igual de sincera.
Todos esos "mi" van con tilde, y ese "súper" también.
Citación :
Sé que en nuestra ecuación hay una variable de nitroglicerina y aún así, he pensado que me gustaría volver a hablar contigo.
Ese "aun" va sin tilde.
Citación :
Tu mirada me produjo escalofríos y un sin fin de sentimientos que estaban o yo creía que estaban olvidados.
Yo pondría unas comas para separar la oración: "Tu mirada me produjo escalofríos y un sin fin de sentimientos que estaban, o yo creía que estaban, olvidados." Siento que queda mejor así, aunque supongo que es cuestión de perspectivas.
Citación :
Estoy solo en esos momentos en los que uno tiene que dejar salir los sentimientos porque resulta que son más grandes que tú mismo y se asemejan a una amenaza nuclear entre las cuatro paredes de tu habitación.
Aquí se te ha ido un "solo" en lugar de un "sola". Creo que quedaría mejor "si mismo" que "tú mismo", por donde vivo no se utiliza mucho esa expresión y verla allí me ha resultado extraño, pero lo repito, es cuestión de perspectivas.

Ahora, respecto al texto, me dio un poquito de tristeza. Una amistad que se vio afectada por los demás, más de una vez he visto eso en la vida real. El hecho de que los demás te emparejen con alguien es como una advertencia de que esa amistad terminará y mal. Y el texto que escribiste refleja eso, vemos como una amistad termina por un "noviazgo" que ni siquiera será real. Me causa mucha intriga el saber "la traición" que ha cometido él. Tal vez lo hayas dicho en el relato pero no lo he captado del todo, hasta donde puedo comprender, ella le quería pero él la cago.

La protagonista repite en numerosas ocasiones que no le guarda rencor, que el tiempo ha curado todo, que es una herida que ya no duele; aunque también deja entrever que le sigue afectando, me atrevería a decir que le sigue doliendo. Al fin y al cabo se ve incapaz de ignorarle por completo como en un principio hacía. Yo opino que los dos se amaban pero la presión que la sociedad tenía sobre ellos les sobrepaso y mandaron a la mierda todo... aunque quién sabe, tal vez solo me proyecto en tu texto jajaja.

En fin, que me gustó. No era lo que venía a buscar, pero al final hablas del amor. A veces es necesario darse cuenta de que el amor no es del todo color de rosa.
Un gustazo leerte.
Un besito :D
Volver arriba Ir abajo
Samuel17993
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 1283
Tinta Tinta : 5
Edad : 24

MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Dom Nov 19, 2017 8:27 pm

Citación :
No sé que tiene la gente con el tema de las parejas inventadas,
qué tiene

Citación :
porque en un lugar tan pequeño como nuestro mutuo entorno de amistades; las verdades, las mentiras y los chismes van en auto y nosotros a pie.
Ese punto y coma no debería estar, sino debería ser coma.

Citación :
él que vivirá con eso serás tú y no yo
el que vivirá

Citación :
en mí mano para no levantar el rostro
en mi mano

Hola Joseline.

Pufff, no me ha convencido el relato. El principio empezó muy centrado y te enganchaba; pero con el tiempo se fue diluyendo. Así te fuiste disipando y el relato queda como muy disperso. Noto además una narración contradictoria, pero no por la protagonista, sino que creo que es la propia narración interna. Como si no tuvieras claro por dónde ir en cierto punto de la narración. No sé si también me ha desbarrado que la historia sea demasiado adolescente y contradictoria como de una adolescente. Hay muchos otros relatos tuyos que me gustan mucho más. Este relato, imagino, será muy antiguo.

Un saludete de Samuel.
Volver arriba Ir abajo
http://sendasombra.blogspot.com.es/
Rose Andresen

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 17
Tinta Tinta : 0

MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Lun Nov 20, 2017 1:14 am

Hola ! (: Al principio me sentí perdida, como cuando escuchás una conversación ya empezada y te falta la información de fondo, la más importante. Después, ya más al final, dejé de prestarle atención a lo primero y me gustó cómo escribiste esa sensación de melancolía/indiferencia que a veces sucede cuando se termina una relación breve pero intensa.
Un besote
Volver arriba Ir abajo
Edgeworth
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 737
Tinta Tinta : 8
Edad : 19

MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Lun Nov 20, 2017 3:20 pm

Citación :
Desde el inicio de la mañana pasaron cosas extrañas. Me levanté, como quién dice,  con dos pies izquierdos y entré en la vorágine del círculo vicioso del ayer. De mirar atrás, pensando en lo que pudo pero no fue. En lo que habría pasado si yo hubiera actuado de diferente manera; en cómo hubiera acabado todo si es que tú te hubieras comportado también de otra forma. Te lo voy a decir, aunque creo que ya lo dije antes: No suelo pensar en el pasado. Mi filosofía de vida radica principalmente en no recordar las cosas que hacen daño, pero sí quedarme con lo bueno, con lo bonito, con esas sonrisas sinceras y no con esos pormenores que terminan cortándolo todo, apestándolo todo. Siendo la manzana podrida del cajón que se encarga de corromper los otros buenos momentos. A esos momentos malos los hago a un lado, como a sus creadores.

Vaya intensidad con la que disparas balas sobrecargadas de sentimiento. Le verdad es que ya me conquistó este segundo parágrafo.

Citación :
Quizá sentí la necesidad de ignorarte, pero ya no es tóxica, ya no esperando que mi garganta destilara la cicuta exacta con las que vestiría las dagas de mis palabras contra ti.

Vaya inicio de relato: muy centrado e intenso. Me viene a la cabeza la típica imagen de una mujer que habla con otra persona pero para sus adentros, como si tuviera vergüenza o miedo a hablarle realmente y estuviese poniéndole empeño y practicando las palabras exactas.

Citación :
En atiborrarnos de información

Sin embargo, al igual que Samie, a la larga el relato va haciéndose cada vez más denso. Sigues construyendo buenas imágenes, oraciones, pero da la sensación que das la vuelta una y otra y otra y otra vez sobre el mismo concepto. Como si la historia o la narración no avanzase.

Citación :

Sé que recordarás aquellos comentarios en los que todo el mundo pensaba que entre nosotros pasaba algo. Que muy al estilo facebook, decían que hacíamos una bonita pareja.  Si me sincero contigo, debo reconocer que  al inicio me causaba tanta gracia.

No sé que tiene la gente con el tema de las parejas inventadas, lo que sí  sé es que a ti también te pasó lo mismo y no intentes negarlo, porque en un lugar tan pequeño como nuestro mutuo entorno de amistades; las verdades, las mentiras y los chismes van en auto y nosotros a pie.

Esta parte me parece clave para poner los pies de la narración en la tierra. La nostalgia, un registro melódico, tierno y triste está muy bien; pero de vez en cuando hay que dar a entender que seguimos siendo personas. Lo que nos pasa sigue siendo materia de humanos y normalmente son fruto del entorno social.

Aunque haya dicho que se pueda hacer espeso en el cerebro de uno, tampoco me siendo decepcionado por el relato (no al nivel de Samie, al menos). Es muy tierno y encaja en la sección. Creo que gusta, porque acopla demasiado bien a las experiencias que la mayoría de nosotros hemos tenido; así como las reflexiones que sacamos en tu día.

Un besito^^

_________________
Militia est vita hominis super terram.
Blog: Nueva Bitácora
Volver arriba Ir abajo
http://mi-now.blogspot.com.es/
Anaïs Duchess
avatar

Folio en blanco
Folio en blanco
Mensajes : 900
Tinta Tinta : 5
Edad : 27

MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   Mar Nov 21, 2017 4:16 am

Gracias a todos por sus comentarios.
Este texto tiene muchas cosas, pero da vueltas en lo mismo y puede parecer denso, pero se hace con la intensión de alguien que no es sincero ni siquiera consigo mismo. Por eso, al dar vuelta en lo mismo, da otros detalles y aumenta el contenido. Pero todo en el mismo "concepto".
Un beso a todos.

_________________
Who are you?...
what you want?...
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado


MensajeTema: Re: Algo de los dos ( Merodeador de Oren)   

Volver arriba Ir abajo
 

Algo de los dos ( Merodeador de Oren)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Jóvenes Escritores :: La Ciudad de las Letras :: El Mirador-